Ejecuciones desbordan a Peña; en 23 meses suman 42 mil 015

3 años
1248 Visitas

Ejecutados-por-la-Familia-Michoacana-en-el-Edomex-Foto-David-Deolarte-440x299

En dos años, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no ha logrado bajar el número de homicidios violentos en el país.

A pesar de la reformulación de las políticas de seguridad y del surgimiento de nuevas corporaciones policiacas, en los primeros 23 meses de su gestión se han cometido 42 mil 015 homicidios dolosos, casi la mitad de las 83 mil 191 ejecuciones registradas en todo el sexenio de su predecesor, el panista Felipe Calderón Hinojosa.

Según la más reciente actualización del registro de ejecuciones que año con año realiza el semanario Zeta, de mantenerse ese ritmo el gobierno peñista superará al calderonista.

Los datos hablan por sí solos: En los primeros 23 meses del gobierno de Felipe Calderón se registraron 21 mil 920 averiguaciones previas por homicidio doloso, mientras que en el mismo lapso del gobierno de Peña Nieto la cifra ascendió a 33 mil 186.

A partir de la guerra contra el crimen organizado emprendida por el gobierno de Calderón y continuada por el de Peña Nieto, Zeta ha documentado anualmente el número de ejecuciones.

En 2007 registró 2 mil 826, en 2008, 6 mil 837; en 2009, 11 mil 753; en 2010, 19 mil 546; en 2011, 24 mil 068; en 2012, 22 mil 159; en 2013, 23 mil 850, y de enero a octubre de 2014, 14 mil 840.

Este año, con base en información oficial y hemerográfica el semanario documentó del 1 de diciembre de 2012 al 31 de octubre de este año 41 mil 15 homicidios dolosos, cifra que incluye ejecuciones, enfrentamientos, homicidios-agresiones, homicidios dolosos producto del narcomenudeo y asesinatos intencionales cometidos con arma de fuego de alto calibre o con el tiro de gracia.

Los datos reportados por Zeta son superiores a las 33 mil 239 averiguaciones previas integradas en el mismo lapso por el gobierno federal por homicidio doloso.

El recuento aporta otro dato relevante:

Mientras que en el gobierno de Calderón, el estado de Chihuahua se ubicó como el más violento, al registrar 16 mil 467 homicidios dolosos –equivalentes al 19.7% nacional– en lo que va de este gobierno el Estado de México, del que Peña fue gobernador y actualmente encabeza el también priista Eruviel Ávila, es el más violento e inseguro del país al registrar 5 mil 450 homicidios, es decir, el 13% nacional.

En conjunto, el corredor conformado por el Estado de México, Guerrero, Jalisco y Michoacán concentra 14 mil 429 homicidios intencionales, es decir el 35% del total nacional.

Después del Estado de México, las entidades más violentas en lo que va de la presente administración son, en ese orden: Guerrero con 3 mil 680 homicidios; Chihuahua, con 3 mil 357; Jalisco, con 2 mil 650, y Michoacán, con 2 mil 649.

Muertos sin datos

El semanario también hace referencia en su más reciente reporte a “los muertos sin datos”, es decir, a las decenas de cadáveres no identificados y exhumados en las recientes excavaciones en Guerrero para buscar a los 43 estudiantes desaparecidos, aunque no es un asunto nuevo.

Por el contrario, dice, no saber de la identidad de los muertos en México es bastante común.

El sexenio de Calderón a través del Sistema Nacional de Información reportó siete mil 059 averiguaciones previas de homicidios dolosos “sin datos”, es decir que las autoridades no supieron sus nombres ni algún otro dato.

En el gobierno de Peña Nieto siguen acumulándose los cuerpos sin nombre: En diciembre de 2012 el Secretariado Ejecutivo registró 29 averiguaciones previas de homicidios dolosos “sin datos”; 306 en 2013 y 570 en 10 meses de 2014, es decir que en lo que va del la administración peñista se desconoce la identidad de por lo menos 905 muertos.

El gobierno peñista también va superando al calderonista en el número de homicidios culposos, es decir, accidentales.

En los primeros 23 meses de gobierno calderonista sucedieron 28 mil 634 averiguaciones previas por homicidio culposo, mientras que en los primeros 23 meses del gobierno peñista la cifra ascendió a 32 mil 414. Esto significa que el actual mandatario supera a Calderón Hinojosa con 3 mil 780 “accidentes”.

Para registrar la totalidad de ejecuciones, el semanario Zeta desarrolló una metodología que consiste en confrontar la información oficial del gobierno federal, fiscalías y procuradurías estatales con los registros “hemerográficos” de diversos periódicos en los estados, así como con información de asociaciones civiles que familiares de víctimas han creado, además de servicios periciales, Semefos e institutos forenses locales.

Comentarios