Roy Campos ataca a Alfonso Cuaròn.

3 años
1147 Visitas

Roy Campos priista

CUARÓN NO ME REPRESENTA

El talentoso cineasta mexicano, exitoso, ganador del Óscar y de muchos premios más con películas que he disfrutado, quien además hasta hace unos días gozaba de mi absoluta simpatía, tiene la ocurrencia el lunes pasado de publicar desplegados a plana completa en medios nacionales donde Alfonso Cuarón le deja 10 preguntas al presidente Peña Nieto sobre los alcances y tiempos de la reforma energética.
Las preguntas, no lo niego, son buenas y dignas de alguien tan inteligente, si me lo hubiera pedido las firmo con él y pido más apoyos, las preguntas no son para mí el problema, tampoco por cierto el que las tenga y las quiera plantear e incluso que quiera pagar desplegados para hacerlo, está en su derecho y es su dinero muy bien ganado, el problema es la forma en que se presenta, las reacciones que provoca y la respuesta del gobierno. Veamos.
1 Dice que el presidente no ha compartido con “nosotros los mexicanos”¿Qué?¿A qué mexicanos representa él? A pesar de que muchos compartimos sus dudas, nunca nos pidió autorización ni se la dimos para hablar por “nosotros”, ni siquiera se amparó en alguna medición pública para justificar la afirmación, sólo se le ocurrió preguntar y decidió que lo podía hacer por todos. Ganar un Óscar no lo convierte en representante popular, los votos del jurado del Óscar no le otorgan puesto ni representación pública, si así lo quiere el año que entra habrá elecciones y podrá por ejemplo ser diputado, pero que tome el riesgo antes de hablar por “nosotros”.
Repito que sus preguntas son pertinentes, buenas y deben ser respondidas, pero no a él sino a los “nosotros” que no le dimos nuestra voz; también repito que tiene todo el derecho a preguntar, de hecho estoy seguro de que dada su importancia si toma el teléfono y pide una cita con cualquier funcionario o en el Congreso, se la dan, y ahí puede platicar no de 10 sino de 100 dudas, pero no, no se trata sólo de dudas, sino que hace un posicionamiento público, que también lo puede hacer, pero insisto, sin asumirse “nuestro” representante. Muchos sentirán que las preguntas son adecuadas y que sí representa lo que preguntaríamos muchos, ése no es mi punto, sólo que se excedió en la forma en que se presentó.
2 A partir de la publicación del desplegado, aunque se escriben algunas críticas, la mayoría destaca la aparición y las preguntas, también lo hago, pero creo no con los excesivos comentarios de muchos; para algunos el gobierno debe responder y si no lo hace incumple su función porque demostraría que no escucha a los mexicanos. De nuevo insisto en que los mexicanos no es Cuarón. Cuarón es solo el gran Cuarón, pero le falta mucho para representar a los mexicanos; el gobierno sí les debe explicaciones a los mexicanos, pero no sólo a Cuarón, a él no se le debe nada especial, puede quedarse en su casa, acumular dudas, hacerlas, preguntar, diferir, pero no sentirse el vocero de nadie mientras no le demos esa representación. Me gustaría escuchar respuestas que me dejaran satisfecho, pero no es Cuarón quien me deberá decir si tengo que estar contento con las respuestas, así que quienes así escribieron y opinaron se equivocan tal vez por coincidir con las preguntas, por eso.
3 El presidente en su cuenta de Twitter le da las gracias a Cuarón por las preguntas y le promete posterior respuesta (no dice cuando), y ¿como por qué? ¿Sólo porque ganó un Óscar? Porque diariamente miles de mexicanos le escriben en periódicos, Twitter o le preguntan en los medios o en las calles sobre el mismo tema y cada uno de ellos representa lo mismo para el país. La democracia implica que todos valemos lo mismo y el pagar más impuestos, meter más goles o ganar más premios internacionales no lo hace merecedor de más respuestas.
Aunque esto es hipótesis, parece que Cuarón reacciona a una entrevista donde hace semanas el presidente dijera que el cineasta estaba mal informado respecto de la reforma energética. Cuarón puede ser activista en contra de ella e incluso puede preguntar con buena o mala fe, si le molesta lo que opina el presidente ojalá no se enoje con este texto, esto es lo que opino yo y lo firmo sin pensar que opinen lo mismo los mexicanos que no me dieron su representación.
Hay desplegados que son muy atendibles, grupos de empresarios, grupos de intelectuales, sindicatos, asociaciones y demás colectivos que tienen representación social y hablan por ellos. Cuarón pudo hablar por sí mismo como lo hacen algunos comunicadores y otros que se atrevan a pagar desplegados, pero no por los mexicanos, no debe ser entendido ni atendido como si nos representara. Firmo sus inteligentes e importantes preguntas y esperaría respuestas, pero Cuarón no me representa.
Twitter: @roycampos

Comentarios