SHCP: ha recibido Duarte préstamos por 41 mil 432 millones de pesos

4 años
871 Visitas

Deuda-2

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio a conocer el Registro de Obligaciones y Empréstitos de Entidades y Municipios en un nuevo formato que ha puesto en vigor a partir de este mes de abril y donde se especifica con claridad todos los créditos que desde 2009 han adquirido los estados y sus municipios.

Para los veracruzanos esta información develó el secreto que con tanto celo se ha guardado durante las últimas tres administraciones estatales. Y es que por esta opacidad, las especulaciones sobre la deuda pública en Veracruz han estado en la boca de todos.

La danza de las cifras van desde los 87 mil millones de pesos que el ahora diputado local priista Ricardo Ahued ha señalado, pasando por los 76 mil millones en que el grupo parlamentario panista la ubica y  los 40 mil 365 millones de pesos que el Gobierno del Estado ha mencionado. En materia de deuda pública, el reporte de la Secretaría de Hacienda no deja lugar a dudas. El Gobierno del Estado tiene registradas obligaciones y empréstitos por 41,432 millones de pesos, solamente en los tres primeros años de la administración estatal en turno.

Con base en estas cifras de Hacienda, ahora también se puede estimar con precisión la evolución de la deuda pública en Veracruz, misma que tiene un crecimiento acumulado de más de 70,000% solamente en los últimos 15 años. Cifra de espanto porque tal volumen de recursos no corresponde al nivel estatal de crecimiento y desarrollo económico de ese período en nuestro estado.

Aunque oficialmente el Gobierno del Estado ubique la deuda en un monto aproximado a los 40 mil millones de pesos, diputados de oposición, proveedores a los que se les adeuda y analistas económicos, afirman que el monto real es superior a los 70 mil millones de pesos, por adeudos acumulados en otros rubros.

Lo cierto es que la administración pública veracruzana ha comprometido los recursos de las participaciones federales de los próximos 30 años para pagar líneas de crédito contratadas desde el gobierno de Miguel Alemán Velasco, que dejó una deuda reconocida de 3,500 millones de pesos. Lo cierto también es que las últimas tres administraciones estatales, han contribuido a que Veracruz se encuentre en un estado de devastación como nunca antes en su historia.

En este contexto se puede ahora entender las declaraciones mediáticas que hemos leído durante los últimos años. La falta de rendición de cuentas y la danza de las cifras, no son más que una estrategia para confundir a la sociedad, ya que lo real es que el estado está financieramente quebrado y tiene afectadas el 75.5% de sus participaciones federales, información que se puede consultar en los Indicadores de Deuda Subnacional y Afectación de Participaciones 2014, en la dirección electrónica de:http://www.hacienda.gob.mx/Estados/Deuda_Pública_EFM/2014/Páginas/1er Trimestre.aspx.

Los números no mienten y ahora con este Registro de Obligaciones y Empréstitos de Entidades y Municipios, que publicó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, podemos saber con precisión el volumen de recursos que por financiamiento han llegado en la administración de Javier Duarte.

Así se puede conocer por ejemplo, que el 15 de diciembre de 2010, recién estrenada la actual administración estatal, se adquirió un crédito con el Banco del Bajio por 1,500 millones de pesos, para inversión productiva. Este primer crédito reporta el mismo saldo a la fecha de la publicación de este Registro.

Durante 2011 se reportan 5 nuevos financiamientos, 4 con Banobras y 1 con Banorte. El 29 de septiembre con Banobras se suscribieron dos empréstitos, uno por 1,717 millones de pesos y otro por la cantidad de 3,039 millones de pesos, ambos para refinanciamiento de deuda que se dieron a través del mecanismo Cupón Cero. Este cupón es un bono que no tiene pago periódico de intereses, si no que éstos son percibidos en su totalidad en el momento del pago de la amortización. El 8 de diciembre de ese mismo año y también con Banobras se obtuvieron dos nuevos créditos, uno por 1,220 millones de pesos, de los que se adeudan 1,198 millones de pesos; y otro con un monto de 4,600 millones de pesos, que actualmente presenta un saldo de 4,518 millones de pesos. El primero para inversión productiva y el segundo para refinanciamiento de deuda pública. El 21 de diciembre se recibió un empréstito más ahora por Banorte por un monto de 500 millones de pesos, también para refinanciar la deuda.

Entonces se tiene que en 2011 el Gobierno del Estado recibió recursos en este rubro por un monto de 11,076 millones de pesos, de los que 9,856 millones de pesos fueron para refinanciar adeudos y 1,220 millones para inversión productiva. De estos créditos solamente se han abonado a capital 131 millones de pesos más intereses.

Para 2012 se registran 14 nuevos financiamientos de los que 11 fueron con diversos bancos de los que 4 fue con Interacciones, 1 con Santander, 2 con Multiva, 4 con Banobras y 3 a través de la Bolsa Mexicana de Valores, siempre según el reporte de Hacienda. El total recibido durante este año fue de 26,662 millones de pesos, de los que 8,449 millones de pesos fueron para refinanciar la deuda y 18,213 millones de pesos fueron otorgados para inversión productiva pública.

En 2013 en cambio, sólo se suscribieron 3 nuevos empréstitos por un monto de 2,194 millones de pesos en total. Uno en febrero con Banobras por 199 millones de pesos para refinanciamiento, otro en mayo con Banco Multiva por un total de 1,300 millones de pesos y uno más con Interacciones por 695 millones de pesos. Los 1,995 millones de pesos de estos dos últimos créditos fueron para inversión productiva.

En resumen, durante la presente administración estatal se han suscrito 23 operaciones de financiamiento, recibiendo por ellas un total de 41,432 millones de pesos. De éstos se han destinado únicamente para refinanciar la deuda anterior un total de 18,305 millones de pesos, el 44.5% de los recursos recibidos a través de este tipo operaciones.

A la inversión pública productiva se han destinado, de acuerdo a la información publicada por la Secretaría de Hacienda, un total de 23,127 millones de pesos. El 55.5% del total de los fondos recibidos.

Debido a que las autoridades se empeñan en ocultar la información financiera, faltando a su obligación legal ya que se trata de recursos públicos y a que se está comprometiendo el futuro de la sociedad veracruzana, uno puede inferir muchas cosas sobre la situación actual en la entidad.

Primero, que efectivamente la deuda total supera los 70 mil millones de pesos tomando en cuenta que en esta administración se ha contratado deuda neta por más de 41 mil millones de pesos, la deuda contratada y acumulada por las administraciones de Fidel Herrera y Miguel Alemán, más los compromisos de la bursatilización, más la deuda con proveedores y contratistas, más los impuestos retenidos, más los cobros que se han retenidos por préstamos para bienes muebles e inmuebles de los trabajadores del sector público, más los fondos que faltan por comprobar a la Federación por los Juegos Centroamericanos y del Caribe, del Fonden y una larga lista de pasivos por cubrir.

Segundo, por el nivel de endeudamiento, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público señala que el 75.5% de las participaciones federales que recibe la entidad están afectadas, es decir, están comprometidas para cubrir los pasivos financieros de la entidad. Lo que significa que de cada 100 pesos que llegan de la Federación 75.5 pesos deben destinarse a cubrir los compromisos financieros y sólo quedan 24.5 pesos para aplicarse en la entidad.

Tercero, bajo cualquier óptica es claro que Veracruz se encuentra financieramente quebrado. Somos financieramente un estado fallido. Se percibe con nitidez  que hemos tenido muy malas administraciones públicas y que está seriamente comprometido el desarrollo económico estatal y en riesgo el futuro de nuevas generaciones de veracruzanos.

Cuarto, Uno como ciudadano tiene derecho a preguntarse que se ha hecho con ese impresionante volumen de recursos que se han recibido en la entidad. Que se ha hecho con los miles de millones de pesos que se han recibido y que no aparecen por ningún lado, y que tal pareciera que un hoyo negro se los ha tragado. Ello en virtud de que no hay obra pública significativa en la entidad; las dependencias públicas no tienen apenas recursos para su operación; no hay recursos para el mantenimiento y operación, ni siquiera para medicinas, del sistema de salud estatal; para la atención de los sectores más desprotegidos; para la seguridad pública ni para cumplir satisfactoriamente con las responsabilidades que le son inherentes al estado.

Quinto, queda claro también que vivimos en un mundo de corrupción e impunidad. Toda vez que este nivel de endeudamiento es escandaloso y no corresponde al nivel de desarrollo de nuestra entidad. Qué ha hecho el Gobierno del Estado para fincar responsabilidades a los hampones de cuello blanco y que a ojos de la sociedad muestran su riqueza sin pudor? Dónde están  y quiénes son los saqueadores de los recursos públicos?

Veracruz y los veracruzanos merecen respuestas.

Deuda1

Comentarios